Sí. El saldo que aparece en tu cuenta de juego es tu saldo total. Cuando entras en un juego, tienes que decidir cuánto dinero de tu saldo total deseas transferir al juego. Este importe es el que tienes disponible para utilizar en dicho juego. Si finalizas el juego, el saldo restante es transferido de vuelta a tu saldo total en tu cuenta de juego.