El reglamento será aplicable en todo el territorio de la UE a partir del 25 de mayo de 2018.