Para poder guardar tu dinero de forma segura y garantizar el mayor nivel de protección posible, es necesario cumplir con las directivas sobre el blanqueo de dinero y hacer uso de una serie de medidas de seguridad variadas. Una de estas es que todas las retiradas tienen que ser procesadas proporcionalmente con el/los método/s de pago que hayas utilizado para realizar ingresos.


Esto significa que solo puedes retirar fondos mediante el/los mismo/s método/s con el/los que hayas realizado tu ingreso.